El famoso después

El famoso después

Después hablamos, después lo hago, después ordeno, después lo lavo, después lo arreglo, después lo guardo, después lo limpio, después lo compro, después lo preparo, después me pongo las pilas y la lista puede seguir hasta el infinito y más allá.

No quiere decir que sea la mujer super poderosa y haga las cosas cantando y moviendo la pollera, cual novicia rebelde por los alpes Suizos, pero sí entendí perfectamente que todo lo que se deja para después abruma, cansa, te pone exhausta, ansiosa y te da malhumor.

Por eso siempre digo que todo lo que te lleve poco tiempo, hacelo en ese mismo momento, ensuciaste la taza terminaste, lavala, sacaste la ropa del tender, doblala y guardala, te doy la chance que la dobles y la dejes sobre la cama de cada ambiente para que se guarde después, está bien, no soy la maléfica del orden.

Llegaste dejaste la cartera en el sillón, el abrigo en una silla, los zapatos por ahí, date un ratito para acomodarte, pero la cartera, el abrigo y los zapatos que vuelvan de donde salieron o el living va a ser una feria americana.

“…el abrigo y los zapatos que vuelvan de donde salieron o el living va a ser una feria americana.”

Tenés trabajo pendiente, una charla para preparar, hacelo, hacela, sacátelo de encima, sacudilo de tu mente.

Tenés una canilla que pierde agua, pedí ayuda al portero, vecino, amigo o plomero y que la arregle pronto, esas pérdidas nunca terminan bien.

Se ensució la ropa, tuya, marido, hija, hijo, etc, sacatela, ponele en ese instante un quita manchas y al cesto de ropa para lavar si no vas a hacerlo inmediatamente, mancha que no se saca, mancha que no la sacas más.

Hay toallitas húmedas individuales que venden de una famosa marca para llevar en la cartera. Extra tip de @hoyordenagabi.

“Hay toallitas húmedas individuales que venden de una famosa marca para llevar en la cartera”

Se ensució, limpialo, se sacó de su lugar, guardalo, se rompió y no tiene arreglo, tiralo, si no lo usas, donalo, regalalo, vendelo.

Esto también vale para saludar, llamar, escribir o hablar con nuestros seres queridos, llama a esa amiga, a tu mamá, hermana, contesta ese mensaje, ese mail.

Dale, hacelo, el después es una excusa para acumular más excusas, no tengo tiempo, no tengo ganas, no sé cómo empezar.

Estás por salir de tu casa, ventilaste las camas, sacudiste los almohadones, abriste las ventanas.? Hace la cama, ordena los almohadones, cerra la ventana .

Volver a tu casa no tiene que ser un motivo de estres, mesa despejada, cocina sin trastos a la vista, cama hecha y almohadones en su lugar. He dicho.

@ hoyordenagabi

Deja una respuesta

Cerrar menú