El Ser o No Ser en los Tiempos de CORONAVIRUS

El Ser o No Ser en los Tiempos de CORONAVIRUS

El último post que les dediqué, les contaba que con Belén una clienta que luego se convirtió en amiga, íbamos a armar nuestro primer workshop.

Teníamos todo listo, lugar, sponsors, regalos para las inscriptas, un invitado especial que tendría lugar para hablar a las emprendedoras sobre cómo es esto de emprender desde el punto de vista contable.

Pero ahí llego el rey de los virus y con esa espantosa corona nos vino a gobernar y nos obligó a guardarnos, a cambiarlo todo.  

“Pero ahí llego el rey de los virus y con esa espantosa corona nos vino a gobernar…”

La ventas, las entregas, la vida cotidiana, hábitos. Y ahora?  Había que cuidarse, cuidar al otro, ser solidarios, ser responsable y cumplir a rajatabla “el protocolo”. Era una película? Esto está pasando? El mundo se enfermó, las luces de aquellos lugares mágicos se apagaron, se perdieron y pierden vidas.

Nos preocupamos por todos, nuestros padres, nuestros hijos, nuestra vida, nuestro futuro. Qué hacemos? Qué vamos a hacer?

Y se arman grupos de catarsis emprendedora, se congestionan las redes de Instagram, se toman clases impensadas, haces cosas que en otros momentos no hubieses hecho.

En la realidad como en la ficción hubo un día en que TODO SE DETUVO.

Aquello que al principio fue saludarnos con el codo, ahora es verse a través de una pantalla, se buscan alianzas, nos damos la mano (virtual) entre todas, nos queremos ayudar, no sabemos muy bien cómo, pero estamos casi todas en la misma incertidumbre.

Escuchas voces positivas, negativas, neutrales y tu zona de confort se convirtió en un sillón de espinas.

Ok, maldito rey de los virus estás haciendo estragos con la salud y la vida de las personas,  viniste a sacarnos tantas cosas,  el contacto con nuestros seres queridos,  la ilusión, las ganas, la fuerza de avanzar, el ingreso económico de muchas de nosotras.

“Ok, maldito rey de los virus estás haciendo estragos con la salud y la vida de las personas”

Se habla de crisis, de oportunidad, de recursos, de reinvertarse, de no quedarse en la queja y sacar lo mejor de este momento, es posible buscarle un lado bueno a esta situación?

No sería egoísta de mi parte pensar en eso?

Pienso, no pienso, y vuelvo a pensar, no quiero ser pesimista pero algo tengo que hacer, el miedo paraliza también se escucha por ahí. 

Barbijos, guantes, cuarentena, quedate en casa, alcohol en gel, alcohol al 70%, uffff y la lista sigue.

Cuidado con lo que deseas…acaso no pedíamos más tiempo, no queríamos días de 48 horas, tiempo en casa, con nuestros hijos, la familia.

Ahora el tiempo parece no pasar, no sabemos muy bien qué día es? 

Tenemos días buenos, tenemos días malos. Salimos al balcón a aplaudir a nuestros médicos, queremos escaparnos de las noticias, apagar los televisores, nuestros celulares se convierte en un órgano vital pero nocivo.

Este rey con corona es imperceptible al ojo humano, sin embargo nos viene a susurrar que hay que barajar y dar de nuevo, pero lo que no sabemos es cuáles son las reglas del juego, pero habrá que jugarlo.

Obra de Agostina Mauro @agostinamauro arte. La pintura será donada por la artista al Malbrán

@hoyordenagabi

Deja una respuesta

Cerrar menú